Pues ya ha llegado el momento en que todos los eventos del año concluyen con el evento mas memorable—el fin. Esto hay que celebrarlo ya sea en la casa con la familia y amigos, o en una fiesta guay entrando al año 2012 como estallido.

Si queréis tener una última cena sobresaliente del 2011 mientras miráis el sol hundirse en el Mar Mediterráneo, y después festejar hasta el amanecer para dar la bienvenida al año nuevo, uno de los club preferidos de Barcelona tiene ofertas que os da esa experiencia exacta.  El Opium Mar será la sede de una fiesta para el Año Nuevo y declaran que será la mejor que aún han presentado. En las orillas del mar con el futuro y toda la emoción que lleva cerniéndose justo sobre el horizonte, quizá esta fiesta sea exactamente lo que buscáis.

Y si preferís ver explosiones y fuegos artificiales llenar los cielos, hay algo aún mejor. La Torre Agbar, que ha estado iluminada durante la temporada navideña entera, desplegará una presentación de luces brillantes guiándonos hacia el 2012.

¡Feliz Año Nuevo!